La junta directiva  del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) está a la espera de ser recibida por el presidente de la República para explicarle los problemas que padecen 302  profesionales de la construcción a los cuales varias instituciones públicas les adeudan 1,600 millones de pesos

En este sentido, el agrimensor Juan Ramón  Cruz Ventura, presidente del gremio, recordó que esos colegiados contratistas de obras del Estado  sufren profundas y casi insalvables penurias económicas junto a sus familiares por la negativa de las entidades responsables  de saldar los compromisos contractuales con los ingenieros y arquitectos que levantaron las obras.

Recordó que las infraestructuras  construidas tienen entre  nueve y veinte años, pero no ha habido manera  que los colegiados que las levantaron  reciban los pagos correspondientes, al tiempo de señalar que el Codia junto a los contratistas ha hecho esfuerzo para lograr ese objetivo , pero, a su juicio, no existe voluntad ni disposición de las instituciones para ofrecerle respuestas positivas a las referidas demandas.

El 45% de estas obras pertenecen al Ministerio de Obras Públicas y otros instituciones, y aunque en principio fueron remitidas al Ministerio de Hacienda para que este organismo se responsabilizara de los pagos, no se logró el objetivo y los expedientes  retornaron a las entidades originales para que estas honren sus responsabilidades.

Cruz Ventura, sostuvo que existe como una especie de burla  de parte de algunos funcionarios contra los contratistas de esas obras, por lo que el Codia considera que sólo el presidente de la República, tras escuchar los planteamientos que le haría la junta directiva, podría encontrar una solución apropiada al problema.

Agregó que a través del Ministro Administrativa de la Presidencia ha tratado  de que el mandatario lo reciba, pero  aunque han pasado varias semanas  no le  ha llegado ningún tipo de información al respecto, pero dijo confiar sostener una entrevista con el jefe del Estado.

 La mayoría de estos 302  ingenieros y arquitectos son personas  de la tercera edad que se sacrificaron en términos económicos para terminar las obras y con ello cumplir con las instituciones responsables de las mismas, pero como respuestas solo han recibido el silencio de uno y la negativa de la mayoría de los funcionarios ,puntualizó.

Añadió que el presidente Medina es un ciudadano de profunda sensibilidad humana, razón por la cual mostró su esperanza de que al  recibir la comitiva del Codia habrá una solución a la deuda contraída por el Estado con los contratistas de obras.

En cuanto a las deudas del Ministerio de Educación con los  contratitas de los centros escolares para la tanda extendida , adelantó que funcionarios de la institución  y  una comisión designada por el gremio analizan los expedientes para el pago de las cubicaciones atrasadas.

Manifestó que  durante su gestión se trabaja para buscarle solución a los problemas de índole profesional  que se le puedan presentar a los ingenieros, arquitectos y agrimensores, y exhortó a las instituciones públicas y privadas que utilizan sus servicios a cumplir con los acuerdos consensuales entre las partes para evitar conflictos innecesarios.