El Colegio Dominicano de Ingenieros, ,Arquitectos y Agrimensores (Codia) recomendó al gobierno y a las instituciones responsables de las políticas y manejo de agua potable poner en operación un racionamiento equitativo del preciado líquido y elaborar y actualizar normativas que permitan la sostenibilidad de ese vital servicio público.

En este sentido, el arquitecto Guarionex Gómez, presidente del colegio, dijo que es necesario iniciar un programa definitivo tendente a conjurar la actual sequía que afecta directamente al consumo humano, la ganadería y la producción agropecuaria.

Manifestó que la junta directiva nacional del Codia reconoce y valora los esfuerzos que a través del Indrhi, la Caasd, Inapa, Coraasan y otros organismos realiza el gobierno del presidente Danilo Medina para encontrar soluciones viables a la aguda y prolongada crisis de agua potable.

Asimismo, saludó la reciente creación de la Comisión Presidencial para el ordenamiento y manejo integral de las cuencas de los ríos Yaque del Norte y del Sur, Ozama e Isabela, los cuales constituyen las principales fuentes hídricas del país.

Esta situación debe llamar la atención de los sectores de buena voluntad y de las instituciones que como el Colegio tenemos la responsabilidad de plantear y desarrollar programas de bienestar social y trabajar por el bienestar general de la nación, dijo.
.
Precisó que esta crisis de agua potable provocada, no solo por la naturaleza, sino por la mano depredadora del hombre, es un problema que debe ser enfrentado con estrategias institucionales tendente a amortiguar, por el momento, el afianzamiento de la crisis que se profundiza en perjuicio de la ganadería, la agricultura y el consumo humano.

Gómez, sostuvo que sequía que afecta al país hay que verla como una oportunidad y una razón para encaminar esfuerzos, en todos los sentidos, con la finalidad de tomar medidas preventivas para estar en mejores condiciones y poder resistir las futuras sequías que se da por descontado que se presentarán cíclicamente en los próximos años.

La realidad es que las lluvias han desaparecido en la casi totalidad de las naciones del área del Caribe, pero en nuestro país esta calamidad adquiere mayor fuerza por las talas indiscriminadas de los bosques, principalmente en las cuencas medias y bajas de lo que ayer fueron caudalosos ríos, convertidos hoy en débiles arroyos sin perspectiva de vida, puntualizó..

Subrayó que conforme con la Oficina Nacional de Meteorología, persiste la presencia muy marcada de sequías severas en todas las localidades de las regionales agropecuarias, situación que se observa desde hace décadas, por lo que esa institución está recomendando estricta vigilancia para el efectivo m anejo de las actividades productivas.

Las aseveraciones del presidente del Codia se produjeron durante una rueda de prensa a la que asistieron los directores ejecutivos del INDRHI, ing. Olgo Fernández, de la CAASD, arq. Alejandro Montás, de INAPA, Horacio Masara, de Cooraasan, ing. Silvio Duran.

En la actividad los funcionarios del sector agua explicaron las acciones que ejecutan en procura de ofrecer un servicio eficiente a los usuarios del preciado líquido, a la vez que cifraron su esperanza de que las lluvias caídas durante la madrugada de ayer se prolonguen y, con ellas se estabilicen los embalses.