El Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) se encuentra inmerso en un escenario de atropellos y violaciones a las leyes 6200 y la 340-06, por lo que reclamará en las calles sus derechos gremiales, las reivindicaciones de sus profesionales y el cumplimiento de las disposiciones legales.

Así lo aseguró el arquitecto Guarionex Gómez, presidente de la organización, quíen adelantó que en lo adelante el colegio pasará de un plano pasivo a uno activo para que se le respete como institución que agrupa a 40 mil profesionales que mediante su ejercicio equilibran sustancialmente al producto Interno Bruto, fortalecen la economía y contribuyen al desarrollo del país.

Reveló que hay instituciones del Estado construyendo obras al margen de la ley, incumpliendo los procedimientos y las normas establecidas, situación está, que afecta a los profesionales de la construcción, al país y al Codia.

Manifestó que da vergüenza que en un estado de derecho en donde el presidente Danilo Medina ha dado un paso importante en la democratización de las obras, existan funcionarios que gozan de su confianza que actúan de espalda a las directrices del mandatario.

Estamos inmersos en un sinnúmero de irregularidades protagonizadas por instituciones públicas y privadas que abusan contra nuestro colegio, situación que nos obliga a actuar con drasticidad hasta lograr las justas reivindicaciones que nos han arrebatan, dijo.

Gómez, aseguró que muchos funcionarios no reciben a la junta directiva del Codia, no obstante las reiteradas solicitudes que en ese sentido se le han cursado, a la vez que indicó que el camino de enviar correspondencia ya está cerrado, por lo que de manera activa el gremio luchará en el único escenario que le han dejado expedito.

No somos un sindicato, sino un gremio de profesionales asesor del Estado y guardián del interés público, pero ha llegado el momento de enfrentar el engaño a que hemos sido sometidos por organismos del Estado, y al propio tiempo reclamar las reivindicaciones negadas a los ingenieros, arquitectos y agrimensores, puntualizó.

Añadió que constituye que es injusto y abusivo la existencia de profesionales de la construcción y afines miembros de la organización que ofrecen sus servicios y experiencias en la administración pública recibiendo salarios de 12 y 15 mil pesos cada mes, mientras otros servidores de menor categoría se le pagan sueldos que podrían calificarse de lujosos.

No es un secreto que algunos funcionarios, aunque muestran al presidente de la República una supuesta tranquilidad y transparencia en sus actuaciones, son consuetudinarios violadores de las leyes 340-06 y la 6200 que norma el ejercicio profesional de los ingenieros, arquitectos y agrimensores, indicó para reiterar que la junta directiva, las Regionales, Delegaciones y los colegiados saldrán a las calles hasta hacer cumplir los fines y objetivos fundamentales para los cuales fue creada la organización.

Las aseveraciones del presidente del Codia se produjeron al concluir una misa de acción de gracias en la sede del gremio oficiada por el sacerdote Wilfredo Montaño a intención del núcleo de arquitectura que preside la arquitecta Nidia Abréu, en ocasión de celebrarse este jueves el Día Nacional de la Arquitectura.

Al concluir la Eucaristía, los directivos del gremio depositaron una ofrenda floral ante la estatua del patricio Juan Pablo Duarte, ubicada en el parque que lleva su nombre ubicado en la calle Padre Billini esquina Hostos.

Posteriormente, a las 6:00 de la tarde, el arquitecto Gustavo Mor, ofreció una conferencia sobre el arquitecto Guillermo González y su experiencia en el sector Gazcue, el cual es considerado como el padre de la arquitectura dominicana, por ser uno de los pioneros profesionales que diseñó los principales edificios construidos durante la década del 1950.
A las 7:00 de la noche, la junta directiva del Codia y el Núcleo de arquitectura reconocieron a siete arquitectos por sus trayectorias como docente, diseñadores y constructores de obras.

Entre los profesionales homenajeados se encuentran los arquitectos César Núñez Lockward, Amado Hasbum, José Antonio Constanzo, Virginia Flores, Bárbara Suncar Heredia, Manuel de Jesús Ortega, Daeio Paulino Castro Jiménez.